domingo, 31 de mayo de 2009

Aprendizaje colaborativo mediado por TIC. Rasgo fundamental del Perfil de Egreso de la Educación Básica en México

Resumen
La educación básica en México representa sin duda el legado que el Estado y la ciudadanía da a sus futuros ciudadanos. Los estudiantes de hoy requieren una serie de competencias y rasgos o habilidades que les permitan asumir con éxito los constantes cambios sociales, económicos, políticos y culturales con una clara visión de quiénes son ellos y cuál es su proyecto de vida. Esto además debe permitir que utilicen en forma creativa las TIC en marcos de trabajo colaborativo que coadyuven al logro de su formación básica y a lo largo de la vida.
La escuela es el lugar de encuentro de distintas manifestaciones culturales y sociales que impregnan de sabiduría las relaciones sociales y la construcción social del conocimiento, en espacios de aprendizaje caracterizados por la colaboración entre sus integrantes.

Introducción

Este nuevo milenio caracterizado por el modelo neoliberal y por la globalización, requiere de ciudadanos cada vez más flexibles y adaptables al cambio, personas con competencias y habilidades que les permitan aprender, desaprender y reaprender en marcos de colaboración estrecho y creativos.

Los vertiginosos cambios apoyados por la introducción de las Tecnologías de la Comunicación y la Información (TIC), replantean las formas de relaciones entre naciones y personas. Crean un replanteamiento sobre las formas tradicionales de comunicación, cooperación, transmisión de información, que desde la propia escuela deben considerarse como parte del currículum básico que requieren los estudiantes y ciudadanos en formación.

En este nuevo milenio la escuela no puede permanecer estática. En efecto, se han suscitado una serie de reformas en los sistemas educativos que ponen de manifiesto la necesidad que las personas cuenten con una serie de competencias que les permitan la independencia y la responsabilidad de sus procesos de aprendizaje y competencias para la convivencia social. En México, ejemplo de ello es la Reforma Integral de la Educación Básica, que plantea un perfil de egreso basado en competencias para la vida. Es decir, los distintos niveles que conforman la educación básica ya no son procesos de formación aislados, sino articulados en torno a un perfil de egreso que deben lograr los estudiantes al término de su escolarización. El mencionado perfil de egreso de la educación básica, como se verá más adelante, tiene un fuerte énfasis en el uso de las TIC y el trabajo colaborativo.

La escuela, sin duda representa un ecosistema socio-cultual que permea en entramado de relaciones sociales exteriores a ella, y que por tanto, no está ajena a los cambios en los procesos que derivan de su introducción, y que además demandan de ella una evolución integradora, acompañada y guiada de reflexión por sus propios actores. Las implicaciones del fenómeno afectan los procesos de enseñanza-aprendizaje, el conocimiento vinculado con los cambios económicos y sociales de la actualidad, las nuevas tecnologías, las organizaciones industriales y las instituciones.

La incorporación de las TIC en los sistemas educativos, es sin duda alguno tema de agenda de política educativa nacional e internacional. Como veremos más adelante la UNESCO ha cristalizado parte de su visión en el documento Estándares de Competencia en TIC para Docentes, la Asociación para las Habilidades del Siglo 21 (Partnership for 21st Century Skills), construyó y publicó un marco de acción al respecto, mientras que en México en la presente Administración Federal, el esfuerzo se concentra en el Plan Nacional de Desarrollo, en el Programa Sectorial de Educación, en su Objetivo 3, en el Programa Alianza por la Calidad de la Educación y en las Líneas Estratégicas de la Subsecretaría de Educación Básica.

Sin duda alguna las TIC al ser introducidas en las escuelas de educación básica hacen imprescindible nuevos procesos de trabajo para los estudiantes que contribuyan a que se formen con las competencias necesarias que les permitan vivir en sociedad y afrontar los cambios con creatividad y seguridad. El reto es por consiguiente, promover el trabajo colaborativo que permita a los alumnos aprender de forma colaborativa, global creativa y a través del reconocimiento del otro, apoyándose de las herramientas que las TIC tienen a su disposición en pro de su aprendizaje a lo largo de la vida y de su desarrollo personal.

1. Políticas sobre el uso educativo de las TIC

1.1 Política Internacional: UNESCO y la Asociación para las Habilidades del Siglo 21 (Partnership for 21st Century Skills)

La convergencia tecnológica en el campo de la educación forma parta de la agenda global. Tanto a nivel de política nacional como internacional se estima la necesidad de incluir el uso de las TIC en los procesos de aprendizaje en educación básica y a lo largo de la vida.

A nivel internacional la UNESCO (2008), y la Asociación para las Habilidades del Siglo 21 (Partnership for 21st Century Skills) han hecho planteamientos que apoyan el uso educativo de las TIC en la formación del ciudadano del Siglo XXI, y habilidades para el trabajo colaborativo, y que tienen una fuerte relación con el perfil de egreso de la educación básica.

Ya en 1996, Jacques Delors, en el informe a la UNESCO planteaba que:

…Así pues, los sistemas educativos deben aportar los modos de socialización indispensables y, al mismo tiempo, sentar las bases mínimas de una ciudadanía adaptada a las sociedades de la información.
De ese modo las tecnologías de la información y la comunicación podrán constituir un auténtico medio de apertura general a los campos de la educación no formal, convirtiéndose en uno de los vectores principales de una
sociedad educativa en la que las distintas fases del aprendizaje se piensan de modo radicalmente nuevo. El desarrollo de esas tecnologías, cuyo dominio permite
un enriquecimiento continuo de los conocimientos, debería contribuir en particular a que se reconsideren el lugar y la función de los sistemas educativos en la perspectiva de una educación prolongada durante toda la vida.
La comunicación y el intercambio de conocimientos no serán ya únicamente uno de los principales polos de desarrollo de las actividades humanas, sino un factor de realización personal en el marco de nuevos modos de vida social.

Después, en 2008 la UNESCO plantea que “Para vivir, aprender y trabajar con éxito en una sociedad cada vez más compleja, rica en información y basada en el conocimiento, los estudiantes y los docentes deben utilizar la tecnología digital con eficacia. En un contexto educativo sólido, las (TIC) pueden ayudar a los estudiantes a adquirir las capacidades necesarias para llegar a ser:

  • competentes para utilizar tecnologías de la información;
  • buscadores, analizadores y evaluadores de información;
  • solucionadores de problemas y tomadores de decisiones;
  • usuarios creativos y eficaces de herramientas de productividad;
  • comunicadores, colaboradores, publicadores y productores; y
  • ciudadanos informados, responsables y capaces de contribuir a la sociedad.”

Por su parte, Partnership for 21st Century Skills, en su marco de acción para el uso de las TIC señala la necesidad de un currículum que plantee contenidos básicos y temas del Siglo XXI, que estimule el desarrollo de tres habilidades básicas:

  • Habilidades para la información y la comunicación
  • Habilidades de pensamiento crítico y resolución de problemas
  • Habilidades para el desarrollo personal e intrapersonal

La política internacional, en el contexto de una sociedad global, sin duda alguna tiene repercusiones en la política educativa de cada nación y México, no es la excepción.


1.2 Política Nacional Administración Federal 2007-2012

México, en la presenta Administración Federal ha puesto un gran interés sobre las TIC en educación básica desde una perspectiva que las coloca como parte fundamental del currículum y el perfil de egreso de la educación básica.

El Plan Nacional de Desarrollo 2007-2012, El Programa Sectorial de Educación 2007-2012, el Programa Alianza por la Calidad de la Educación y las Líneas Estratégicas de la Subsecretaría de Educación Básica, han emprendido en forma decidida, una serie de acciones que contribuyen a la incorporación de las TIC en el sistema educativo con una visión estratégica, y con una fuerte correlación con el perfil de egreso de la educación básica. Veamos cómo cada uno establece el uso de las TIC en educación.

  • Plan Nacional de Desarrollo 2007-2012.

Eje 3. Igualdad de oportunidades (Punto 3.3 Transformación educativa)
Objetivo 11. Impulsar el desarrollo y utilización de nuevas tecnologías en el sistema educativo para apoyar la inserción de los estudiantes en la sociedad del conocimiento y ampliar sus capacidades para la vida

11.1 Fortalecer el uso de nuevas tecnologías en el proceso de enseñanza y el desarrollo de habilidades en el uso de TIC desde el nivel de educación básica
11.2 Impulsar la capacitación de los maestros en el acceso y uso de nuevas tecnologías y materiales digitales
11.3 Apoyar el desarrollo de conectividad en escuelas, bibliotecas y hogares

11.4 Transformar el modelo de telesecundaria vigente, incorporando nuevas tecnologías y promoviendo un esquema interactivo

  • PROSEC 2007-2012

Objetivo Sectorial 3. Impulsar el desarrollo y utilización de tecnologías de la información y la comunicación en el sistema educativo para apoyar el aprendizaje de los estudiantes, ampliar sus competencias para la vida y favorecer su inserción en la sociedad del conocimiento.

3.1 Diseñar un modelo de uso de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) que incluya estándares, conectividad y definición de competencias a alcanzar
- Definir un nuevo modelo de uso de esas tecnologías…
- Experimentar la interacción de contenidos educativos incorporados a las TIC en el aula
- Revisar y desarrollar modelos pedagógicos para el uso de esas tecnologías en la educación
- Realizar el programa de transformación de Enciclomedia
- Proporcionar la conectividad necesaria para construir una red educativa multipropósito
- Consolidar programas de investigación e innovación para el desarrollo y aplicación de las TIC
- Crear el Centro Virtual para la Educación Básica (CIVEB)

3.2 Desarrollar aplicaciones de las tecnologías de la información y la comunicación, para mejorar la gestión y el control escolar y articularlos con los instrumentos de planeación, estadística y los indicadores de desempeño en todos los ámbitos del sistema educativo.
- Articular y complementar todos los programas que promueven actividades asociadas con TIC
- Establecer un centro nacional para el desarrollo de la informática educativa Diseñar una página electrónica para difundir los programas

  • Alianza

Eje 1. Modernización de los centros escolares
Garantizar que los centros escolares sean lugares dignos, libres de riesgos, que sirvan a su comunidad, que cuenten con la infraestructura y el equipamiento necesarios y la tecnología de vanguardia, apropiados para enseñar y aprender.

1. Infraestructura y equipamiento

2. Tecnologías de la información y la comunicación

3. Gestión y participación social

  • SEB
  1. Articulación Curricular de la Educación Básica
  2. Nuevo Federalismo Educativo
  3. Empleo de Tecnologías de la Información y la Comunicación
  4. Sistema Nacional de Formación Continua de Maestros en Activo
  5. Pacto por el Fortalecimiento de la Escuela Pública

2. El Perfil de egreso de educación Básica en México y su relación con el uso educativo de las TIC

México inició en 2004 la Articulación Curricular de la Educación Básica. Esfuerzo cristalizado en la Reforma de Preescolar en 2004, la Reforma de Secundaria en 2006 y actualmente la Reforma que se está llevando a cabo en Primaria.

El viernes 26 de mayo de 2006, se publicó en el Diario Oficial de la Federación el Acuerdo 384 por el que se establece el nuevo Plan y Programas de Estudio para Educación Secundaria. En la primera sección de este Acuerdo se establece el perfil de Egreso de la Educación Básica, cuyos 9 rasgos deseables se desarrollan a partir de 5 competencias para la vida.

Competencias para la vida

  • Competencias para el aprendizaje permanente.
    Implican la posibilidad de aprender, asumir y dirigir el propio aprendizaje a lo largo de su vida, de integrarse a la cultura escrita y matemática, así como de movilizar los diversos saberes culturales, científicos y tecnológicos para comprender la realidad.
  • Competencias para el manejo de la información.
    Se relacionan con: la búsqueda, evaluación y sistematización de información; el pensar, reflexionar, argumentar y expresar juicios críticos; analizar, sintetizar y utilizar información; el conocimiento y manejo de distintas lógicas de construcción del conocimiento en diversas disciplinas y en los distintos ámbitos culturales.
  • Competencias para el manejo de situaciones.
    Son aquellas vinculadas con la posibilidad de organizar y diseñar proyectos de vida, considerando diversos aspectos como los sociales, culturales, ambientales, económicos, académicos y afectivos, y de tener iniciativa para llevarlos a cabo; administrar el tiempo; propiciar cambios y afrontar los que se presenten; tomar decisiones y asumir sus consecuencias; enfrentar el riesgo y la incertidumbre; plantear y llevar a buen término procedimientos o alternativas para la resolución de problemas, y manejar el fracaso y la desilusión.
  • Competencias para la convivencia.
    Implican relacionarse armónicamente con otros y con la naturaleza; comunicarse con eficacia; trabajar en equipo; tomar acuerdos y negociar con otros; crecer con los demás; manejar armónicamente las relaciones personales y emocionales; desarrollar la identidad personal; reconocer y valorar los elementos de la diversidad étnica, cultural y lingüística que caracterizan a nuestro país.
  • Competencias para la vida en sociedad.
    Se refieren a la capacidad para decidir y actuar con juicio crítico frente a los valores y las normas sociales y culturales; proceder en favor de la democracia, la paz, el respeto a la legalidad y a los derechos humanos; participar considerando las formas de trabajo en la sociedad, los gobiernos y las empresas, individuales o colectivas; participar tomando en cuenta las implicaciones sociales del uso de la tecnología; actuar con respeto ante la diversidad sociocultural; combatir la discriminación y el racismo, y manifestar una conciencia de pertenencia a su cultura, a su país y al mundo.

Rasgos deseables del Perfil de Egreso de Educación Básica en México

a) Utiliza el lenguaje oral y escrito con claridad, fluidez y adecuadamente, para interactuar en distintos contextos sociales. Reconoce y aprecia la diversidad lingüística del país.

b) Emplea la argumentación y el razonamiento al analizar situaciones, identificar problemas, formular preguntas, emitir juicios y proponer diversas soluciones.

c) Selecciona, analiza, evalúa y comparte información proveniente de diversas fuentes y aprovecha los recursos tecnológicos a su alcance para profundizar y ampliar sus aprendizajes de manera permanente.

d) Emplea los conocimientos adquiridos con el fin de interpretar y explicar procesos sociales, económicos, culturales y naturales, así como para tomar decisiones y actuar, individual o colectivamente, en aras de promover la salud y el cuidado ambiental, como formas para mejorar la calidad de vida.

e) Conoce los derechos humanos y los valores que favorecen la vida democrática, los pone en práctica al analizar situaciones y tomar decisiones con responsabilidad y apego a la ley.

f) Reconoce y valora distintas prácticas y procesos culturales. Contribuye a la convivencia respetuosa. Asume la interculturalidad como riqueza y forma de convivencia en la diversidad social, étnica, cultural y lingüística.

g) Conoce y valora sus características y potencialidades como ser humano, se identifica como parte de un grupo social, emprende proyectos personales, se esfuerza por lograr sus propósitos y asume con responsabilidad las consecuencias de sus acciones.

h) Aprecia y participa en diversas manifestaciones artísticas. Integra conocimientos y saberes de las culturas como medio para conocer las ideas y los sentimientos de otros, así como para manifestar los propios.Se reconoce como un ser con potencialidades físicas que le permiten mejorar su capacidad motriz, favorecer un estilo de vida activo y saludable, así como interactuar en contextos lúdicos, recreativos y deportivos.

La importancia de contar con un perfil de egreso de la educación básica se vuelve el motor que guía las acciones educativas que las propias Administraciones Federales, Locales y las escuelas deben emprender para su logro, pues como afirma Álvarez (2006): “En la educación, la enseñanza media es la carretera entre la primaria, la preparatoria, y el mercado laboral. Proporcionar educación secundaria de calidad da a la gente joven es crucial, no solamente para abrirle más oportunidades y aspiraciones; sino también para construir tolerancia y confianza entre la gente de la comunidad. La ciudadanía informada es necesaria para la formación y conservación de sociedades estrechamente ligadas por redes de intereses comunes (World Bank, 2006 # 5636).”

La educación secundaria es el último tramo de la educación básica y prepara para el trabajo y la ciudadanía, por lo que debe crearse un ambiente de aprendizaje que permita a los alumnos prepararse y desarrollar un proyecto de vida acorde a sus capacidades e intereses con una visión global sobre su vida en sociedad. Los rasgos deseables del perfil de egreso y las competencias para la vida enfatizan la necesidad que los estudiantes sean hábiles en el uso de las TIC y en el trabajo en equipo y colaborativo.


3. Las TIC´S como promotoras del aprendizaje colaborativo
3.1 El aprendizaje colaborativo: Fundamentos

El aprendizaje colaborativo emerge como uno de los puntos clave que debe considerar la educación. El paradigma constructivista en educación, que permea el sistema educativo mexicano, especialmente la educación básica, requiere de un ambiente de aprendizaje apropiado para que sean los propios alumnos quienes construyan sus aprendizajes y desarrollen sus habilidades. El aprendizaje colaborativo, como proceso social, debe estar en el centro de estos ambientes de aprendizaje, y el uso de las TIC´s, pueden significar un potenciador del mismo.

El aprendizaje colaborativo es esencialmente social, en tanto que para que exista cada uno de los alumnos pone de manifiesto y comparte sus habilidades, ritmos y estilos propios de aprehender, conocer, manipular, construir. Cada aportación es lo mejor que cada quien puede compartir al grupo y la sinergia que se genera crea un ambiente donde todos aprenden de y con todos. No se trata de competir por ser el mejor y demostrar que se es mejor que el resto. La actividad y la meta no se centra en ser superior o mejor, sino en aportar y compartir para llegar a un resultado que, en lo individual, no sería posible.

Zañartu (2000), considera que “el aprendizaje colaborativo no implica necesariamente aprendizaje en grupo, sino la posibilidad de ser capaz de confiar en otras personas para apoyar el propio aprendizaje y proporcionar feedback como y cuando sea necesario, en el contexto de un entrono no competitivo”.

Cuando se afirma que el aprendizaje colaborativo es social y que no necesariamente en grupo, sino con posibilidad de crear una red de apoyo con compañeros u otras personas, es necesario puntualizar que para que el aprendizaje colaborativo cobre sentido y efectivamente pueda establecerse es necesario también que cada estudiante tenga una forma de aproximarse a la información y al conocimiento disciplinada, científica. Siguiendo a Gardner (2005), significa que “Las personas que piensan de un modo científico son conscientes de la dificultad de descubrir causas; no confunden la correlación (A ocurre antes que B) con la causalidad (A es causa de B), y son conscientes de que todo consenso científico puede ser abandonado, bien de una manera gradual, bien después de un resultado espectacular obtenido desde un nuevo paradigma teórico”.

Esto se vuelve necesario, puesto que en el aprendizaje colaborativo existe una negociación de significados que se construyen en lo individual, que son preconcepciones que cada uno tiene y que serán puestas en juego para una reconstrucción y formación de nuevos significados y conocimientos.

Al estimular ambientes de aprendizaje colaborativo, se desarrollan habilidades y actitudes que refuerzan la autoestima, el respeto y reconocimiento de los otros, la convivencia, la autoevaluación, autogestión de los aprendizajes, independencia, trabajo efectivo al establecer proyectos, solucionar problemas que demandan distintas alternativas, fomentan la creatividad en la toma de decisiones y capacidad de empatía, es decir, se pone el acento en lo que es posible crear en equipo, se alude de una forma natural y no mecánica a los cuatros aprendizajes fundamentales que la UNESCO (1996) plantea: aprender a conocer, aprender a hacer, aprender a convivir y aprender a ser.

Por su parte, Calzadilla (2002) enumera seis ventajas para el proceso de aprendizaje colaborativo, desde el punto de vista pedagógico:

  • Estimula la comunicación interpersonal
  • Las nuevas tecnologías facilitan el trabajo colaborativo
  • Seguimiento del progreso del grupo, a nivel individual y colectivo
  • Acceso a información y contenidos de aprendizaje
  • Gestión y administración de los alumnos
  • Creación de ejercicios de evaluación y autovaluación

Lo expuesto hasta este punto abre la puerta para reflexionar en torno a la necesidad de promover el aprendizaje colaborativo y su mediación con uso de las TIC, desde la visión del Perfil de Egreso de la Educación Básica en México.

3.2 Aprendizaje colaborativo y TIC desde la perspectiva del Perfil de Egreso de la Educación Básica en México

El uso de las TIC´s en educación, pueden contribuir efectivamente y de manera natural a crear un ambiente de aprendizaje colaborativo, en tanto que permiten que cada integrante o alumno de un proyecto o equipo realice actividades variadas que contribuyan y enriquezcan la o las metas de trabajo que se han asignado. Además que es posible que con uso de ellas se puede llevar un monitoreo puntual de cada alumno en lo individual, pero también en sus procesos de socialización a través del uso articulado y educativo de programas tecnológicos.

Los ya citados rasgos del perfil de egreso y las competencias para la vida cobran sentido en el marco de una ciudadanía dinámica, en la que las relaciones que cada persona y ciudadano establezca en el plano intrapersonal e interpersonal, le permitirán desplegar como persona y ciudadano creativo, responsable, tolerante y hábil para la convivencia en sociedad.

En este tenor Hopenhayn (2002) afirma que “las nuevas formas de ciudadanía en una sociedad de la información requieren también fortalecer nuevas destrezas: capacidad de expresar demandas y opiniones en medios de comunicación para aprovechar la creciente flexibilidad de los mismos; aptitud para adquirir información estratégica que permita participar en los sistemas de redes; y competencia organizativa y de gestión para adaptarse a situaciones de creciente flexibilización en el trabajo y en la vida cotidiana”.

Lo anterior remite a los ya citados rasgos del perfil de egreso de la Educación Básica en México, donde el uso de las TIC en el fortalecimiento de modelos de trabajo basados en la cooperación (aprendizaje colaborativo), representan un punto de encuentro e intercambio de información, de negociación de significados y de construcción social del conocimiento, que se traduce en competencias, en saberes que se pueden movilizar y utilizar en distintos contextos y con variados objetivos.

Marqués (2008), después de analizar el impacto de la TIC en educación, concluye que:

Los procesos de enseñanza y aprendizaje son básicamente actos comunicativos en los que los estudiantes o grupos, orientados por los docentes, realizan diversos procesos cognitivos con la información que reciben o deben buscar y los conocimientos previamente adquiridos. Pues bien, la enorme potencialidad educativa de las TIC está en que pueden apoyar estos procesos aportando a través de Internet todo tipo de información, programas informáticos para el proceso de
datos y canales de comunicación síncrona y asíncrona de alcance mundial.
Con la integración de las TIC en los centros (intranet, pizarras digitales en las aulas, salas multiuso...), se abren nuevas ventanas al mundo que permiten a estudiantes y profesores el acceso a cualquier información necesaria en cualquier
momento, la comunicación con compañeros y colegas de todo el planeta para intercambiar ideas y materiales, para trabajar juntos...

Aparece un nuevo paradigma de la enseñanza mucho más personalizado, centrado en el estudiante y basado en el socioconstructivismo pedagógico que, sin olvidar los demás
contenidos del curriculum, asegura a los estudiantes las competencias en TIC que la sociedad demanda y otras tan importantes como la curiosidad y el aprender a
aprender, la iniciativa y responsabilidad, el trabajo en equipo...

Algunos datos sobre las relaciones entre TIC y estudiantes o jóvenes en edad de escolarización secundaria en México, muestran la necesidad de incorporar las TIC en los procesos de construcción individual y social del aprendizaje.

Gordo (2006) en un estudio realizado sobre las relaciones que los adolescentes y jóvenes de 12 a 29 años han establecido con las TIC: internet, chat, SMS, mensajería instantánea (messenger), etc., analizó cómo éstas están influyendo en los procesos de socialización, o cómo el acceso o capacitación tecnológica define grupos de integración o de exclusión.

De ello se desprende que los jóvenes usan Internet como herramienta de ocio y relación personal. El 51,9% de los jóvenes entre 15 y 24 años cree que Internet es el mejor canal de expresión y participación

Por su parte, UNCTAD En México señala los siguientes datos:

  • 31 % de la población de 6 años o más usa la computadora
  • 20 % de la población de 6 años o más usa Internet
  • 40 % de la población de 6 años o más cuenta con teléfono móvil
  • De la población mayor a 6 años que utiliza el internet:
  • El 34 % lo utiliza en casa
  • El 24 % lo utiliza en el trabajo
  • El 16 % en la escuela

Como dejan ver estos datos, el uso de las TIC representa un espacio de socialización de significados entre los jóvenes de uso cotidiano. No obstante, existe una gran parte de la población que aún no tiene acceso a las TIC. Por lo que la escuela es quien debe democratizar este acceso, asegurando que sus estudiantes sean beneficiados por experiencias de aprendizaje colaborativo mediadas por TIC que les permitan desarrollar sus habilidades y competencias para la vida.


Es decir, la incorporación de las TIC para promover el perfil de egreso de la educación básica requiere que se inscriba en un proyecto educativo dentro de cada escuela, donde los actores se involucren en la planeación y toma de decisiones en torno a la implementación de éstas en espacios especialmente diseñados con fines pedagógicos y de trabajo colaborativo. Sólo de esta manera, se asegura que la gestión del aprendizaje se enmarque en la colaboración mediada por las TIC y con el enfoque que el Perfil de Egreso de la Educación Básica ha determinado para los jóvenes de México.

Conclusiones

La escuela como punto y lugar de encuentro de la diversidad cultural, social e ideológica, donde confluyen prácticas educativas diversas y diferenciados esquemas de interactividad de los jóvenes con las TIC, es sin lugar a dudas, el espacio ideal para construir los escenarios en donde los estudiantes de secundaria puedan formarse como ciudadanos competentes y personas equilibradas con un proyecto de vida acorde a su realidad y a las necesidades de su país.

El aprendizaje colaborativo, emerge en el Perfil de Egreso de la Educación Básica como uno de los puntos nodales que permitirán a los estudiantes desarrollar las habilidades y competencias para la vida que requieren. Las TIC representan la herramienta que hoy favorece el intercambio de información, la comunicación con fines de formación permanente, la competitividad y un espacio de aprendizaje continuo para los jóvenes y estudiantes de secundaria mexicanos. Su inclusión no es una moda de esta Administración Federal, sino el compromiso de México para formar ciudadanos más adaptables y competentes.

Hoy más que nunca es necesario repensar la forma en que se trabaja y construye el aprendizaje en las escuelas. Dejar de lado el individualismo que ha caracterizado muchas de las prácticas, y pensar en la innovación, la creatividad que acompaña a cada ser humano. Los alumnos de secundaria cuentan con una serie de herramientas personales que es necesario que descubran y enriquezcan en el contacto diario con sus pares, docentes, autoridades escolares, padres de familia y la sociedad en general. Las TIC con las herramientas que ofrecen permiten un dinamismo sin igual para que los estudiantes descubran sus habilidades al buscar, seleccionar información, utilizar el lenguaje en distintos contextos, argumentar e interpretar información, conocer y ejercer los derechos humanos, asumir y practicar la interculturalidad, conocer y valorar sus potencialidades como ser humano, y construir conocimiento.

Referencias

Alianza por la Calidad de la Educación. En
http://alianza.sep.gob.mx

Álvarez, F. (2006). La tecnología, el acceso a la información y la inserción social y económica: el impacto de las telesecundarias en las comunidades indígenas de Chiapas. Recuperado el 11 de mayo de 2009, de
http://www.cibersociedad.net/congres2006/gts/comunicacio.php?id=133&llengua=es

Calzadilla, María Eugenia (2002, 10 de agosto). Aprendizaje Colaborativo y Tecnologías de la Información y la Comunicación. Revista Iberoamericana de Educación. Recuperado el 29 de enero de 2009, de
http://www.rieoei.org/deloslectores/322Calzadilla.pdf

Delors, Jacques (1996). La Educación Encierra un Tesoro. Informe a la UNESCO de la Comisión Internacional sobre la Educación para el Siglo XXI. México: Correo de la UNESCO.

Díaz Barriga, F. y Hernández, R. (2002). Estrategias docentes para un aprendizaje significativo, una interpretación constructivista. México: Mc Graw Hill

UNESCO. (2008). Estándares de Competencia En TIC Para Docentes. Recuperado el 1 de Mayo de 2009, de
http://www.eduteka.org/EstandaresDocentesUnesco.php

García, J. (2007). La falacia de la ampliación de la Cobertura educativa, mediante la utilización de las Ntic y la Educación a distancia en la Educación superior en México. Recuperado el 1 de mayo de 2009, de
http://www.rieoei.org/rie45a05.pdf

Gardner, Howard. (2005). “La mente disciplinada” en: Las cinco mentes del futuro. Un ensayo educativo. Barcelona: Paidós.

Gordo, A. (2006). Jóvenes y cultura Messenger. Tecnología de la información y la comunicación en la sociedad interactiva. Recuperado el 11 de mayo de 2009 de
http://www.fad.es/sala_lectura/Messenger.pdf

Hopenhayn, M. (2000). Educar para la sociedad de la información y de la comunicación: una perspectiva latinoamericana. Recuperado el 8 de mayo de 2009 de
http://www.rieoei.org/rie30f.htm

Marqués, P. (2004). ¿Cómo promover el aprendizaje colaborativo utilizando las TIC? Recuperado el 22 de abril de 2009 de
http://www.peremarques.net/gaztelueta.htm

------------ (2000). Impacto de las TIC en educación: funciones y limitaciones. Recuperado el 6 de mayo de 2009 de
http://dewey.uab.es/pmarques/siyedu.htm

Papert, S. (1995). La máquina de los niños. Replantearse la educación en la era de los ordenadores. Barcelona: Paidós.

Partnership for 21st Century Skills (s.f.). Learning for the 21st Century. A report and mile guide for 21st Century Skills. Washington D.C.: Author. Disponible en
http://www.21stcenturyskills.org

SEP (2006). Plan y Programas de Estudio de Educación Básica. México: Autor.

------------ (2007). Programa Sectorial de Educación 2007-2012. México: Autor.

Trathemberg, L. (2000). El impacto previsible de las nuevas tecnologías en la enseñanza y la organización escolar. Recuperado el 15 de abril de 2009 de
http://www.rieoei.org/rie42f.htm

Zañartu, L.M. (2003). Aprendizaje colaborativo: una nueva forma de Diálogo Interpersonal y en Red. Recuperado el 22 de abril de 2009 de
http://contexto-educativo.com.ar/2003/4/nota-02.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada